Elephant

¡Ay! La Palma de Oro, uno de los premios más respetados de la industria del cine. Críticos, cinéfilos, actores y directores, todos se rinden ante el ganador.

Año 2003, Gus Van Sant alza los premios a las dos categorías más importantes: mejor director y mejor película. Todos se (nos) rendimos a sus pies; aún sin haber visto el largometraje muchos esperabamos una bocanada de aire fresco, después de contemplar su atractiva fotografía gracias a las pocas imágenes que habían llegado a nuestras manos.

La sala de cine apaga las luces, se enciende el proyector. El cielo de un azul nuboso, asi comienza y asi termina. Todo aquel que conozca la obra de Bob Dylan sabe que hay un dicho en inglés (que titula una de sus canciones más famosas) que significa en español algo asi como Enrededado en Azul (Tangled up in Blue), una metáfora “sútil” que nos advierte del terrorífico espectáculo del que vamos a ser partícipes. Elephant, como sabemos, es una obra fuertemente inspirada en los acontecimientos de Columbine, centrándose en las horas anteriores a la tragedia.

Su metraje es ajustado, aun asi cuenta más bien poco pues está compuesta de interminables planos que siguen a distintos alumnos en sus caminos por los largos pasillos del instituto. Pocos diálogos, y estos provenientes de personajes fuertemente estereotipados (las bulímicas, la marginada, el atleta y la novia perfecta ), normalmente forjados en las comedias descerebradas para adolescentes.

El montaje es una suerte de Atraco Perfecto con sus escenas simultáneas repetidas desde varios puntos de vista distintos. Seguro que muchos han pensado que es idea original del director, pues no señores, Kubrick ya lo hizo hace 50 años y no era un modernito. El tono de la peli es poético, y en este sentido se logra un clímax final bastante conseguido (aun sabiendo de antemano el desenlace); pero a cambio de este desenlace tan conseguido se sacrifica el ritmo, ralentizado taaaaaaaaanto por esos interminables planos de los que hablábamos antes.

En fin, se me olvida algo, pero no importa, sería mentira ;P. ¿Conclusión? Una película de arte y ensayo de la que se debería haber tenido un poco más de distanciamiento en su momento para poder ver su verdadera naturaleza, no tan original desde el punto de vista ideológico.

Puntuación: ***

LTP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: