Rerservoir Dogs: Tarantino destilado.

Como todo el mundo sabe, “Like a Virgin” es una canción sobre una chica que conoce a un tipo con una gran polla.

Conversaciones intrascendentes, sádicos asesinos violentisimos pero muy simpáticos, duras y directas situaciones, escenas surrealistas, a menudo muy sangrientas, un montaje a jirones, fragmentado pero que mantiene un ritmo justo y por supuesto mucho, mucho humor negro marca de la casa. Esto es Tarantino. Esto es Reservoir Dogs.

La primera película del director en los años 90′ lo catapultó a la fama. Reservoir es la crónica del atraco fallido a un banco realizado por cinco hombres trajeados que no se conocen. Señor Blanco, Azul, Rosa, Marrón, Naranja y Rubio. Se sospecha que en el grupo hay un soplón que ha alertado a la policia convirtiendo el intento de asalto en una carniceria.

La historia se nos va introduciendo a trozos, siempre a base de flashbacks que van presentando a la mayoria de integrantes del grupo, o al menos a los que mantienen un papel destacado en el desenlace del atraco. Es una manera muy personal de hacer tal cantidad de retrocesos sin que perdamos el hilo de la historia y no cambie radicalmente el tema. La trama mantiene el suspense sin el común y “despreciable” giro final, es decir, la realidad de lo ocurrido nos la muestra Tarantino como quien pinta un cuadro. Dibuja trazos en un lienzo que esboza figuras y poco a poco nos conforma la poderosa imagen de la historia.

Porque en lo referente a la estética también se nota el estilo tan propio del director, vistiendo a todos los integrantes de la banda de cahqueta y corbata. No tiene precio ver a Tarantino en el desayuno inicial vestido de pingüino, y apodándose señor Marrón. La película, de un presupuesto ajustado no se pierde en esteticismos y rebuscados efectos especiales, todo es realista y creible. No hay tiroteos imposibles, peleas eternas o policias con pésima punteria, todo es posible, duro, sangriento y tangible. Si bien la ambientación se pierde una o dos veces en todo el metraje, no estropea esas geniales tomas en el garaje a cargo de unos también geniales Harvey Keitel, Steve Buscemi y Michael Madsen.

Como siempre, Tarantino, homenajeador para unos o plagiador para el resto hace muchas y diversas referencias a sus ídolos particulares. Gran característica de su cine es la amalgama que el director realiza entre la fuerza de Sergio Leone y toda la saga de cine negro americano de serie B que Tarantino, gran cinéfilo tuvo la oportunidad de repasar mientras trabajaba en un videoclub en su juventud.

En resumen Reservoir Dogs es, como hemos podido comprobar la primera gran obra de una por aquel entonces joven promesa, que más tarde nos ha regalado títulos como las siempre discutidas dos partes de Kill Bill o la inefable Pulp Fiction, que marcó toda una década.

(Guión original)

ARL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: